COSECHA ALGARROBA 2013: BUENAS PRÁCTICAS DE RECOLECCIÓN, ALMACENAMIENTO Y CALIDAD DEL FRUTO

 

 

La organización nacional “Empresas Innovadoras de la Garrofa (EiG)” agrupa a la mayoría del sector productor e industrial de la garrofa y del garrofín. Se formó en 2012 y, actualmente, tiene 19 socios que están localizados en las Autonomías de Cataluña, C. Valenciana, Murcia y Baleares. Entre otros objetivos, destaca el “Fomento y mejora del cultivo del algarrobo en España” y, más concretamente, la aplicación de unas buenas prácticas de recolección y con ello incrementar la calidad del fruto entero. A continuación se darán una serie de informaciones y recomendaciones para el sector productor de cara la próxima cosecha y que de cumplirse, a corto-medio plazo, se mejoraría la calidad de la garrofa española:

 

1.- Antecedentes

 

Tradicionalmente el cultivo del algarrobo ha sido considerado un cultivo marginal y, de la misma forma, se ha recolectado y almacenado su fruto, a diferencia de las mejoras en postcosecha realizadas en otros frutos secos, como almendra, avellana, etc. En los últimos años la demanda se encamina a productos trazables y de mayor calidad, perdiendo cuota de mercado los que no cumplen la normativa vigente.

 

Es fundamental que la algarroba, sea recolectada en el momento óptimo, variable según variedades y zonas de cultivo, y de forma adecuada, para evitar que la humedad, procedente de las lluvias o, de una materia prima recolectada antes de la madurez, estropee el producto tras la recolección. Elevados porcentajes de humedad (a partir del 18 %), provocan problemas por podredumbres y fermentaciones, facilitando el ataque de plagas, y la proliferación de hongos patógenos, lo que ocasiona un grave deterioro del producto, inutilizándolo para la mayoría de usos comerciales. Además, unas inadecuadas condiciones de almacenamiento (instalaciones sucias, al descubierto...), favorecen estos problemas, y otros, asociados al acceso de animales indeseables, como pájaros, gatos, etc. En definitiva, la algarroba recolectada y almacenada en estas pésimas condicionas, da lugar a un producto de mala calidad, que ocasiona problemas de seguridad alimentaria, y es rechazada por la mayoría de clientes. Por ello EiG recomienda a sus socios troceadores, que estos divulguen esta nota informativa a cooperativas, comerciantes y otros agentes comerciales, ya que su cumplimiento podría mejorar el precio del agricultor y, en caso contrario, se podría rechazar la materia prima que no cumpla con unas mínimas condiciones a nivel alimentario y de salubridad. La humedad de la algarroba es el principal parámetro de calidad en el que deseamos incidir, ya que es el que origina una mayor cantidad de problemas en la postcosecha del fruto.

 

2.- Normativa

 

La normativa vigente publicada en los últimos años*, en relación a cualquier actividad de producción, fabricación, transformación, ALMACENAMIENTO, transporte y/o distribución, tanto en materia de piensos como de alimentos, y a los estrictos requisitos de la industria receptora, que exigen productos de calidad, y seguros a nivel alimentario, EiG quiere transmitirles, la necesidad de que la materia prima que suministran, cumpla con la normativa y reúna unas condiciones aceptables para ser destinada a consumo humano y animal.

 

*Normativa de obligatoriedad de cumplimiento: Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero, sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos y del Reglamento (CE) 183/2005 del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de enero de 2005 por el que se fijan los requisitos en materia de higiene de los piensos, y por otro las condiciones de calidad que debe tener la algarroba suministrada.

 

3.- Aplicaciones tradicionales y potenciales

 

La garrofa es una materia prima con una gran cantidad de aplicaciones. En el proceso de producción de la algarroba, se separa la semilla (el garrofín) de la pulpa. Ambos productos se utilizan, tanto para consumo humano como para animal. En los últimos tiempos, diversos estudios han puesto de manifiesto, que tanto la algarroba como la semilla, contienen nutrientes con un gran potencial funcional, utilizados en alimentación humana, en alimentos destinados a personas diabéticas, deportistas o para reducir el colesterol, entre otros. Por otro lado, en alimentación animal, es demandada no solo por la riqueza en azúcares y fibras, sino porque también posee propiedades que estimulan el sistema inmunológico de los animales.

 

4.- Recomendaciones para la cosecha y recepción de la garrofa entera

 

. Momento de la recolección. Variable según variedades y zonas de cultivo. Se recomienda las fechas de recolección: de mediados de agosto a finales de octubre, antes de la cosecha de la aceituna.

 

. Forma de la recolección. Hay mucha variabilidad, con o sin compactación del suelo, recolección manual, con rastrillos, rodillos de púas o mecanizada (máquinas aspiradoras-limpiadoras), con mallas o si ellas, etc. Con la finalidad de reducir los costes de la cosecha, se recomienda realizar la compactación del suelo mediante rulado, debajo del área sombreada por el árbol, además de un soplado para eliminar impurezas (hojas, ramas, piedras y frutos de la anterior campaña), cuando se ha producido el cambio de color del fruto, a finales de julio.

 

. Recepción y calidad de la garrofa entera. La algarroba se recibirá seca, madura, sana y limpia de impurezas, a granel, cajas de plástico o en palots tipo alimentario. Se recomienda evaluar la calidad de las garrofas que se recojan después de las lluvias, debido a que la humedad puede afectar al garrofín y producir un troceado de peor calidad. La humedad máxima aceptada será del 18 % durante la campaña. Las muestras con humedades superiores al 20 %, ya pueden ser penalizadas en la liquidación del agricultor.

 

A modo de conclusión, de cara la próxima cosecha, recomendar la recolección de garrofas secas, sanas y relativamente limpias, ya que con ello el agricultor pueda tener una mejor liquidación y, el troceador, pueda ofrecer a la cadena de valor de este fruto desecado, productos (pulpa y garrofín) de mejor calidad.

 

 

EiG, agosto de 2013

 

 

 

PATROCINAN EIG

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Empresas Innovadoras de la Garrofa