El Grupo Operativo del Cultivo del Algarrobo, ya formado y trabajando

La organización nacional Empresas Innovadoras de la Garrofa (EiG), junto con otras empresas del sector, y en colaboración con universidades y centros I+D, ha comenzado a coordinar un Grupo Operativo suprautonómico en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI), denominado GOCA (Grupo Operativo Cultivo del Algarrobo), para la cual ha recibido una ayuda cofinanciada por la Unión Europea y el MAPAMA para su creación. Las actividades de este Grupo Operativo se basarán, principalmente, en cuatro grupos de trabajo:
1º) Biodiversidad, selección y propagación de variedades.
2º) Estudio del material vegetal en colecciones y parcelas experimentales.
3º) Sostenibilidad del cultivo.
4º) Valoración nutritiva de la garrofa.
El GOCA tiene presencia, a través de sus 15 componentes, en cinco CCAA (Cataluña, C. Valenciana, Baleares, Murcia y Andalucía). Se prevé para finales del 2018 la presentación de un proyecto de innovación. La finalidad de este grupo es dar valor añadido a la garrofa y mejorar los resultados económicos de las explotaciones y empresas del sector.

PROANTOCIANIDINAS DE ALGARROBA, UN NUEVO PRODUCTO ANTIOXIDANTE PARA EL TRATAMIENTO DE LA HIPERCOLESTEROLEMIA

Los valores elevados de triglicéridos y colesterol en sangre son un factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, la primera causa de muerte en España. Diferentes estudios han demostrado que poblaciones que ingieren dietas altas en fibra tienen menores cantidades de colesterol en sangre en comparación con poblaciones que consumen menos fibra. También son conocidos los efectos beneficiosos de la fibra vegetal en la protección de la integridad de la barrera intestinal y la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
Las fibras dietéticas contienen diferentes compuestos bioactivos, aunque de forma mayoritaria están constituidas por productos de escasa o nula actividad, como celulosas. Un componente minoritario de la fibra dietética son los polifenoles. En la planta los polifenoles pueden encontrarse libres o unidos a componentes de la pared celular. Esta localización junto con su peso molecular, permite diferenciarlos entre polifenoles solubles e insolubles.
Los polifenoles insolubles tienen alto peso molecular y se les atribuye diferentes efectos beneficiosos sobre la salud. No obstante, en la actualidad la aplicación con fines terapéuticos de los suplementos de fibra es problemática debido principalmente a que las fibras vegetales son mezclas de sustancias con una composición química muy heterogénea y variable, cuyo único punto común es que se trata de una parte de los alimentos no atacable por los enzimas digestivos. Por este motivo es difícil en la práctica caracterizar y dosificar sus principios activos.
Entre los compuestos bioactivos de algunas fibras vegetales y de los suplementos dietéticos comerciales de fibra que consumimos se encuentran, en muy pequeña cantidad, los polifenoles insolubles. Una de las fibras dietéticas con más contenido en polifenoles es la fibra de algarroba (Ceratonia siliqua) que tienen un contenido de polifenoles insolubles aproximadamente del 40%. Esta fibra reduce los niveles de colesterol pero las dosis eficaces supondrían cantidades entre 25 y 50 g/día, muy elevadas para su empleo terapéutico. En este sentido, se ha desarrollado en el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la UCM un procedimiento de enriquecimiento en proantocianidinas de la fibra de algarroba, hasta un contenido del 80% de polifenoles insolubles de alto peso molecular (proantocianidinas) (Patente ES 2.187.356).
Las proantocianidinas presentes en este producto, producen una interacción de tipo hidrofóbico con el colesterol y las sales biliares, que son así eliminados en las heces en forma de complejo con dichas proantocianidinas. De esta manera se interrumpe el ciclo enterohepático del colesterol y sales biliares y como consecuencia disminuye el colesterol en el organismo. El enriquecimiento en proantocianidinas de alto peso molecular del producto obtenido por el procedimiento de la patente, produce un efecto hipocolesterolémico máximo a dosis aceptables para el consumo humano, utilizables ya en una forma farmacéutica (cápsulas, sobres, etc.), y con bajos efectos astrigentes.
En estudios preclínicos con animales se ha encontrado una reducción sobre colesterol del 40% y del 20% de triglicéridos. Resultados confirmados en varios ensayos clínicos en personas con hipercolesterolemia encontrando importantes reducciones de colesterol y triglicéridos tras la ingestión con la comida de un sobre con 2 g de proantocianidinas de algarroba. También se le ha demostrado un efecto antioxidante que permite su utilización como aditivo de aceites y alimentos ricos en grasa aumentando su vida útil.
* Dr. B. Ruiz-Roso y Dra. Ana Mª Requejo
Departamento de Nutrición, Facultad de Farmacia, UCM

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Empresas Innovadoras de la Garrofa